BLOG

Sebastião Salgado en Fotogenio.

-“Para que la fotografía tenga sentido, hay que tener compromiso”- Sebastião Salgado.


Se presupone que cuando tienes un blog escribes sobre aquello que te apasiona, o pasa en tu vida que sea resaltable, por mi parte, no sería honesto conmigo mismo si no hiciese esta entrada, ya que he tenido la oportunidad de conocer a dos de esas grandes personas, que son capaces de hacer que la gente cambie la forma de ver el mundo.


Cada vez más estamos inmersos en un mundo por y para la imagen, hemos pasado, sobre todo los de mi generación, de un mundo donde a veces hacías fotos por algo especial, a una sociedad que consigue “hacer especial” cualquier momento del día, con la excusa de hacer fotos.


Esta es mi conclusión, creo que positiva, porque estamos empezando a valorar aquellas pequeñas cosas que antes pasaban fugaces, atesorando recuerdos del día a día, que nos hacen más soportable el ritmo de esta sociedad tecnológica y agonizante. Por otro lado, para otros muchos, este es un elemento más para diferenciarse, para hacer la pared más alta, la vecina que abre un contenedor para ver si hay algo de valor, no está pensando en hacerse un selfie precisamente.


Por otra parte, la imagen, la fotografía, algo tan habitual hoy en día, como hablar o gesticular, deja de valorarse, en un mundo donde todos son fotógrafos, las personas solo se impresionan por las imágenes que están fuera de su alcance, incluso existe cada vez más gente que no consigue ver más allá del pixel, no ve más allá del contraste, del tono, de la luz, no ven que hay algo en las imágenes que hablan por sí mismas.


Cuando ves a alguien así, que mira una fotografía y dice al aire “no me gusta el ángulo de la toma, yo hubiese…”, te das cuenta, que a esta persona no le importa el mensaje, no le importa la vivencia del fotógrafo, no le importan los sentimientos de sus protagonistas, no son capaces de ver el mundo a través de una ventana, sus ojos solo alcanzan a mirar un cristal, del que critican si está sucio y no se ve bien, su reflejo en el. Son incapaces de entornar sus ojos ante un cuadro?, incapaces de releer un verso?, incapaces de percibir?, hay una parte de nuestra sociedad que se construye en tecnología y pese a todo, queda inválida.


Para todos ellos, Sebastião Salgado tiene un mensaje sencillo, -"si no eres capaz de emocionarte con la fotografía no eres fotógrafo"-.


Sebastião cuando decidió dedicar su vida a la fotografía, renunció al color. Su mirada llena de hiperfocal y de luz, nos hace redescubrir los grises, como el mismo describe, es a través de ellos, de sus diferencias y matices, donde separa el grano de la paja, para centrar la atención del espectador en su mensaje, su relato destaca y emociona, en un fotograma donde la inmensidad de detalles, de volúmenes, de formas no distraen la mirada de lo importante, son una parte más que enriquece su lenguaje.


Su vida ha sido y es, un firme compromiso por la defensa de los pueblos y la naturaleza, su obra conmueve, pero poder escuchar sus vivencias de su voz, enmudece.


Este ha sido nuestro privilegio en Fotogenio, poder quedarnos sin palabras, erizar nuestra piel y escuchar su voz pausada mientras nos cuenta las vicisitudes de su vida, el alto precio personal de cada uno de sus trabajos, el riesgo y la emoción, sin aderezos, sin imágenes de fondo. Tras sus palabras dos audiovisuales, el primero sobre sus comienzos, sus duras imágenes sobre un mundo que nadie quiere conocer, imágenes que suspiran y sollozan contagiándonos sus lagrimas; el segundo su último trabajo “Génesis”, tras ocho años de expedición por los lugares más vírgenes del planeta, nos muestra en sus imágenes, rincones y gentes por las que vale la pena seguir defendiendo este mundo, una Tierra donde el hombre moderno aun no ha dejado su impronta.


En mi, Sebastião ha dejado huella, un recuerdo de esos imborrables, el tener la oportunidad de estar con él y con Gervasio Sánchez, en nuestro colorido paisaje de las Minas de Mazarrón, observar la mirada de Salgado captando nuestras grises terreras y tener el privilegio de estar delante de su objetivo.


Fuimos un reducido grupo, Juan S. Calventus, nuestro cámara Sergio, el asistente de Sebastião, Miguel, y un servidor, un gran momento con dos grandes humanistas que además son fotógrafos. En ambos hallaras un elemento en común, según ellos mismos, necesario para sentir la fotografía, el compromiso. Sebastião está comprometido con la salvaguarda del planeta y Gervasio literalmente como titula su obra, comprometido con las víctimas de guerra.


Este compromiso es una forma de vida, de ver y de sentir, un lenguaje más allá de un discurso, al alcance solo de unos pocos, capaces y valientes de llevar sus ideales de viaje, a los confines del mundo y regresar para contarlo y transmitirnos, mucho más que luces impregnadas en un soporte.

#fotogenio #mazarron #sebastiaosalgado #gervasiosanchez #minas #juanscalventus #cronica #2014

Featured Posts
Recent Posts